NOTICIAS

La FDA emite la regla definitiva sobre la seguridad y la eficacia de los jabones antibacterianos

La regla elimina el triclosán y el triclocarbán de la lista de sustancias permitidas para su uso en los jabones para manos y geles de baño antibacterianos de venta libre

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha dado a conocer el día 02 des etiembre la regla definitiva que prohíbe la comercialización de los jabones antisépticos de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés) que contienen ciertos ingredientes activos. 

Las compañías ya no podrán comercializar jabones antibacterianos con estos ingredientes porque los fabricantes no han podido demostrar que su uso a largo plazo sea seguro ni más eficaz que el jabón tradicional y el agua para la prevención y la propagación de ciertas enfermedades. Algunos fabricantes ya han comenzado a eliminar estos ingredientes de sus productos. 

Esta regla final atañe a los jabones antisépticos de venta libre que contienen uno o más de 19 ingredientes activos específicos, incluidos los ingredientes de uso más frecuente: el triclosán y el triclocarbán. Estos productos están diseñados para usarse con agua y enjuagarse a continuación. Esta regla no afecta a los geles y toallitas “desinfectantes” para manos, ni a los productos antibacterianos usados en instalaciones médicas. 

La FDA ha retrasado su decisión sobre otros tres ingredientes usados en los jabones de venta libre —cloruro de benzalconio, cloruro de bencentonio y cloroxilenol (PCMX)— para permitir que se puedan generar y presentar nuevos datos sobre su seguridad y eficacia. Los jabones antibacterianos que contienen estos ingredientes específicos se pueden seguir comercializando por el momento mientras se reúne información adicional. 

Lavarse las manos con jabón tradicional y agua corriente sigue siendo una de las medidas más importantes que los consumidores pueden tomar para evitar contraer enfermedades y prevenir la propagación de microbios a otras personas. Si no se dispone de agua y jabón, y en su lugar el consumidor utiliza un producto desinfectante para manos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que sea un desinfectante para manos formulado con al menos un 60 por ciento de alcohol. 

Desde la publicación de la regulación propuesta por la FDA en 2013, los fabricantes han ido eliminando gradualmente el uso de ciertos ingredientes activos en los jabones antibacterianos, entre ellos el triclosán y el triclocarbán. Los fabricantes tendrán un año para cumplir con la regla y retirar los productos del mercado o cambiar su composición (eliminar los ingredientes antibacterianos activos).

Fuente: Comunicado de Prensa de la FDA

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *